Masaje Tailandés

Nuad Bo-Rarn

Cuando se termina el masaje se siente una inmensa sensación de energía y relax mental.

El masaje tradicional tailandés es una técnica de origen milenario muy relacionada con la filosofía yóguica, una forma única de terapia corporal. Estos masajes comenzaron en los monasterios. Es muy diferente al tipo de masaje clásico que estamos habituados a realizar en Occidente, ya que se realiza sobre un futón en el suelo, en el interior o al aire libre.
Utiliza diferentes técnicas; al presionar en los puntos vitales o puntos marma, sobre las líneas “sen”, se producen estiramientos articulares y musculares, que se aplican a todo el cuerpo, desde la punta de los pies hasta la cabeza.
Durante una sesión se trabajan las cuatro posturas anatómicas, de cúbito supino, prono, lateral y sentado.

A diferencia de los masajes, en el tailandés se usan tanto las manos, como los dedos, codos, antebrazos, pies, rodillas, piernas. Visto desde fuera es como una preciosa danza, donde receptor y terapeuta se fusionan en plena armonía.

Beneficios:

  • Mejora la postura, al estirar la musculatura y movilizar la columna.
  • Activa el sistema linfático.
  • Incrementa la flexibilidad de la musculatura, fortalece los ligamentos y tendones. Evita lesiones musculoesqueléticas.
  • Mejora el riego sanguíneo.
  • Regula los estados de ánimo, armonizando la conexión entre cuerpo, mente y alma.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Disminuye el estrés, aportando un alto grado de relajación.
  • Disminuye el insomnio, ansiedad, fatiga…
  • Mejora la capacidad respiratoria.

Reflexología podal

“Si alguien no puede presionar una parte de su cuerpo a causa de dolor e inflamación, hay una parte de esa zona correspondiente en el pie que puede traer alivio”

Contraindicaciones:

  • Fiebre.
  • Osteoporosis del pie o pierna.
  • Enfermedades isquémicas del corazón (angina de pecho, infarto de miocardio)
  • Embarazo con riesgo de aborto.
  • nfecciones agudas en general.

El pie en su conjunto representa en forma esquemática la totalidad del cuerpo y sus órganos. Este es el principio de la reflexología podal.
Es una técnica milenaria con orígenes en la antigua China, Egipto y en las tribus de Estados Unidos. Es una terapia de “acupresión” que consiste en presionar sobre los puntos reflejos situados en el pie para curar o prevenir enfermedades. Aplicar presión en estos puntos reflejos del pie puede estimular el área correspondiente, y con ello eliminar los bloqueos energéticos en el cuerpo. Se trata de una terapia complementaria, para su uso junto con el cuidado médico convencional y no como un reemplazo del misma.

Beneficios de la reflexología podal:

  • Calma y serenidad.
  • Mejora de la circulación.
  • Aumento de la energía.
  • Equilibrar emociones.
  • Induce a un estado de relajación profunda.
  • Aumenta la circulación, mejora el flujo sanguíneo en todo el cuerpo.
  • Limpia el cuerpo de toxinas e impurezas.
  • Estimula el sistema nervioso central.
  • Revitaliza el flujo de energía natural del cuerpo.
  • Reduce la tensión muscular.
  • Alivia el dolor agudo y crónico.
  • Ayuda a la digestión y las funciones intestinales.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Equilibra los distintos sistemas.

Quiromasaje profesional

Cuida, previene, trata y sana.

El quiromasaje es una técnica compuesta por una serie de prácticas manuales que se realizan aplicando las manos sobre la piel, sin la intervención de ningún otro instrumento, y que tiene como objetivo producir unos determinados efectos beneficiosos tanto directos como reflejos sobre los tejidos. Requiere el aprendizaje y entrenamiento en la ejecución de una serie concreta y definida de manipulaciones, así como unos conocimientos básicos necesarios de anatomía y fisiología. Una vez integrado esto, se une la empatía, y las manos expresan lo que siente el corazón, una forma sublime de comunicación, es entonces cuando el masaje se convierte en un arte.

    “Lo que la música es al oído o la belleza a la vista, es el masaje al tacto”

Una sinfonía de sensaciones, un intercambio de energías, un masaje con corazón. No es una rutina que se aplica de modo indiscriminado a todo el mundo. Los masajes se personalizan según las necesidades de cada persona.

Tipos de masaje:
•    Drenaje linfático: es una técnica especialísima, recientemente desarrollada en Suiza, que tiene como fin el de acelerar la circulación linfática, favoreciendo la descarga de líquido superfluo y toxinas del organismo.
•    Masaje deportivo: para dar apoyo a la preparación y recuperación del deportista, así como prevenir y ayudar a rehabilitar las lesiones típicas de su actividad.
•    Masaje terapéutico: como ayuda en el tratamiento de lesiones y dolencias. Dirigido a una dolencia o molestia concreta.
•    Masaje estético: para la ideal asimilación y aprovechamiento de los productos cosméticos, como ayuda en la lucha contra la celulitis y la obesidad.
•    Chocolaterapia.
•    Vinoterapia.
•    Aromaterapia.
•    Masaje relajante corporal.
•    Masaje Flor de Bali.
•    Masaje facial tailandés.
•    Reflexología podal tailandesa.