Día – 9 Abril | Profesora – Mónica Fidalgo | Lugar – Posada de Llanera | Hora – 11:00h | Plazas Limitas | 675 44 69 94

¿Te atreves a salir de tu Zona de Confort?

 Desafíate a ti [email protected]

👉 Te hará más fuerte

👉 Ganarás en autoconfianza

👉 Crecerás como persona

👉 Vivirás nuevas experiencias

Los saludos al Sol son una secuencia de Asanas elegantemente enlazadas, que se sincronizan con tu respiración para crear un flujo de movimiento elegante y equilibrado.

En la mitología hindú, el sol es venerado como fuente de salud y de inmortalidad. El sol simboliza la luz y el conocimiento, y el saludo al sol (también conocido como Surya Namaskar) se entiende como una danza o ritual para abrirse a esta fuente de vida y bienestar.

¿Por qué se hacen 108 saludos al sol?

Este número tiene muchas razones como por ejemplo: la distancia aproximada entre la Tierra y el Sol es de 108 veces el diámetro del sol. El diámetro del Sol es aproximadamente 108 veces el diámetro de la Tierra. … Esta es una de las razones por la que los antiguos sabios consideran el número 108 como sagrado.

El número 108 es considerado sagrado en Yoga, hinduismo y budismo. Además de estar presente en diferentes aspectos de la vida : Astrología, Geometría, Matemáticas, Literatura, Ayurveda, Medicina China entre muchas otras.

Ocho el infinito; 108 es esa conexión ínfinita que tenemos con todo y con todos en el universo.

El saludo al sol consta de 12 posturas de yoga que se encadenan y se realizan de forma fluida, poniendo atención en la respiración. Cada Asana compensa la postura del anterior y, en su conjunto, el saludo al sol permite despertar todo el cuerpo y trabajarlo tanto a nivel de fuerza como de flexibilidad. Ayuda a mejorar la coordinación, relajarse y centrar la mente. Además, es especialmente saludable para mantener flexible la columna vertebral y la espalda, así como para estimular diferentes órganos internos. Es una práctica que permite cargar el cuerpo de energía y que se utiliza para iniciar las clases de yoga para calentar el cuerpo, ya que es una secuencia muy completa.

Si la practicas cada día, no sólo sentirás que empiezas el día lleno de energía, sino que lo harás dando gracias a la vida y, por tanto, lleno de alegría. Puedes empezar haciendo 4 seguidas e ir incrementando hasta 10.

Toda la secuencia del saludo al sol se basa en reverencias. Con algunas posturas abrimos el pecho y nos entregamos al sol; por ejemplo, cuando hacemos la cobra, la estocada o la montaña. En cambio, con las posturas que exigen una flexión de columna, nos postramos ante la divinidad; estas son la flexión de pie hacia adelante, el perro boca abajo y la postura con las rodillas, el pecho y el mentón en el suelo.

El saludo al sol puede considerarse una práctica todo en uno: un ejercicio espiritual y físico, dinámico y consciente, que trabaja los grandes grupos de músculos y apunta a aliviar las tensiones en las principales articulaciones. Es especial para las mañanas, porque despierta tu voluntad de hacer y de moverte para conseguir lo que quieres y tu confianza en ti misma. Todo esto además de mejorar la circulación y comenzar a mover el cuerpo para prepararlo para el día.

108 veces la secuencia completa y por lo general se hacen con una intención o un Sankalpa.

También se dice que la luz de Surya está compuesta por las otras 72 mil deidades del panteón hindú, basados en esto e imitando el comportamiento de los animales al amanecer y atardecer, los antiguos hindúes decidieron realizar un Namaskar (reverencia) a Surya, todos los días a su llegada. Es de ahí donde nace el Saludo al Sol, así que más que un calentamiento para el cuerpo, es una ofrenda, un receptáculo de la energía, del agradecimiento que le ponemos a cada día que comienza, por eso es que es recomendable comenzar el día realizando los saludos al sol.

Si bien no tenemos que creer que existe un Dios Sol, así como no tenemos que creer que Ganesh es un dios con cabeza de elefante, debemos recordar que no son más que una representación de una energía o una cualidad que cultivamos en nosotros. Surya representa el nuevo día y la intención con la que lo comenzamos, y Ganesh representa nuestra fortaleza interna de remover obstáculos y nuestras propias limitaciones.

Desde el Yoga integral entendemos que el Suryanamascar es una meditación en movimiento que va más allá de una simple activación física, incluso más allá de la coordinación entre movimiento y respiración. Entendemos está práctica como una práctica espiritual a través de la cual nos hacemos conscientes de que  nuestro corazón es el puente que une el Cielo y la Tierra.

108 S. S nos invita a salir de la zona de confort para que suceda un cambio.